Correr podría no ser tan saludable como pensamos

Correr podría no ser tan saludable como pensamos

35
COMPARTIR

Ricardo Chen Bienestar Correr

Si lo practicabas a principios de los 2000 era con una sudadera vieja, de esas que dan pena, y solo lo sabían tus relativos mas cercanos. Si lo haces hoy en día es con una app que te marca el kilometraje, y puedes compartir tus logros por redes sociales, y dejo de ser “salir a correr” y ahora se le llama “running”. Pero, lo hagas cuándo y cómo lo hagas, correr no es tan buena idea como parece. Al menos, si lo que estas buscando es lucir una figura más esbelta.

Regularmente los motivos que más nos llevan a ponernos los tenis son, según las encuestas, perder grasa, bajar de peso y mejorar la salud cardiovascular. Sin embargo, aunque es evidente que mejora el estado de nuestros corazones y nuestra capacidad cardiorrespiratoria, no es la mejor forma de hacerlo. En Ricardo Chen Bienestar Correr te lo explicamos.

Salir a correr comenzó a popularizarse durante los años 60, siendo publicitado como una forma “natural” de acabar con el sedentarismo. Pero no es tan natural como parece, pues no es un patrón de movimiento que a nuestro cuerpo le guste mantener durante largos períodos.

Ricardo Chen Bienestar Correr no es tan sanoHasta el 79% de los corredores habituales se lesionan, como mínimo, una vez al año. Además, mientras menos preparación física tengas, más fácil caerás en una lesión complicada. Este número es mucho mayor que el de personas que se lesionan por practicar pesas u otros deportes. Además, las lesiones son muy variadas. Los afectados pueden ser los huesos, los tendones, los ligamentos, la columna vertebral, los músculos, las rodillas, las plantas de los pies y, en definitiva, cualquier parte del cuerpo.

Salir a correr a muchas veces provoca dolor crónico, por lo que hay mejores opciones para ejercitarse sin pasar por este problema. Por ejemplo, hacer carreras cortas trotando es una mejor idea, ya que haces el mismo ejercicio sin dar tantos pasos que pueden sobrecargar tus músculos.

Otra opción saludable es reducir el tiempo que se sale a correr. Lo ideal es no correr mas de cuatro horas a la semana. Analistas al rededor del mundo encontraron que practicar este deporte más de 4 horas semanales provoca el mismo daño que llevar una vida sedentaria.

Aunque la recomendación es no correr más de 2 horas y media semanales. Pero hay que sustituir el tiempo de ejercicio que se le dedicaba por otros se antoja una opción bastante más sensata.

Cuando notamos que empezamos a tener gorditos donde antes no había, nuestras dos primeras ideas para acabar con él son hacer dieta y salir a correr. Claro que si antes no hacíamos nada de ejercicio, es natural que notaremos un cambio rápido, pero al correr durante largos periodos no perdemos tanto peso como lo haríamos con ejercicios de resistencia anaeróbica. Lo mejor es aumentar el metabolismo, durante el descanso posterior al ejercicio continuarás quemando calorías, de forma que tendrás una pérdida de peso extra tras el entrenamiento.

Claro que si tu lo que tienes en mente es correr maratones y buscas mejorar tu resistencia aeróbica, lo mejor es hacer largas carreras a una intensidad más equilibrada. Pero si lo que buscas es perder peso, no es recomendable.

Por si fuera poco, el running provoca una adicción que puede llegar a ser peligrosa ya que al practicar ejercicio de alta resistencia, generamos neurotransmisores que guardan similitud con los opiáceos y algunos derivados del cannabis y como toda adicción, también provoca una sensación de dependencia de la que deriva la llamada “ runnorexia”. En la actualidad, se calcula que el 18% de quienes corren asiduamente la sufren.

Escoge bien el deporte que debes practica, según tus objetivos y tu estado físico.


Ricardo Chen Bienestar Correr

No te pierdas ningún artículo de Ricardo Chen Bienestar Correr. Suscríbete al blog de Ricardo Afonso Chen Jaramillo y deja tus comentarios. ¡Te van a encantar!

Ricardo Alfonso Chen Jaramillo Bienestar contigo

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA